Muchas veces, pasamos demasiado tiempo sentados o de pie, no realizamos deporte, no llevamos una buena alimentación y como no notamos las consecuencias, creemos que estamos perfectamente. Pero, ¿alguna vez has notado que se te duermen las piernas o que se te inflaman con facilidad? Esto puede deberse a una mala circulación. Puede manifestarse a través de diversos síntomas como los pies fríos, hinchazón de las piernas y resequedad o sensación de hormigueo. Quizá no le des importancia, pero lo mejor es evitar que el problema se agrave introduciendo pequeños cambios en nuestra rutina o en caso de ser un problema más serio, acudir al médico y tomar algún medicamento para mejorar la circulación sanguínea. No te preocupes, esto es muy común en la población y puede ser consecuencia de múltiples factores como la genética, el uso de píldoras anticonceptivas, el sedentarismo, sobre peso o edad avanzada. 

Es conveniente saber cuál es la causa de la mala circulación para poder ponerle una solución cuanto antes con algún medicamento para mejorar la circulación sanguínea y otros hábitos saludables como una buena alimentación y la realización de actividad física. Este es el hecho que nos ha llevado a crear este artículo. Para ello contamos con la colaboración de Cresfarma, farmacia que cuenta con más de 30 años de experiencia en la industria farmacéutica. Por lo que, si tú también padeces algún tipo de enfermedad vascular, este artículo te resultará muy interesante. 

¿Qué son los problemas circulatorios?

Los problemas circulatorios o enfermedades vasculares son condiciones que pueden afectar en mayor o menor medida a tu sistema vascular (arterias, venas o capilares). Consisten en la dificultad que tiene la sangre para pasar por las venas y las arterias. Este mal funcionamiento de tu sistema vascular, si no lo tratas, puede desencadenar otras enfermedades como aneurisma, arteriosclerosis, coágulos sanguíneos, accidente cerebrovascular, varices, etc.

¿Alguna vez te has preguntado cual es la causa de tu problema circulatorio, pero no la has encontrado? Debes saber que las causas dependen de muchos aspectos como enfermedades del corazón, tratamientos anticonceptivos, lesiones, antecedentes familiares, embarazo, sedentarismo, fumar, etc. Pero, por supuesto, también existen medicamentos para mejorar la circulación sanguínea, por lo que, si este es tu caso, puedes probar con alguno de los que te mostramos a continuación.

¿Cómo tratar la mala circulación sanguínea?

Con el paso de los años pueden aparecer distintos síntomas como el dolor y el cansancio en las piernas, trastornos relacionados con la sensación de hormigueo y frío en las extremidades, etc. ¿Esto puede deberse a la circulación sanguínea? Por supuesto.

Una correcta circulación sanguínea es esencial para mejorar la capacidad de regular la temperatura corporal, disminuir el desgaste del corazón y, por lo tanto, reducir las probabilidades de padecer problemas cardiovasculares. Pero, ¿qué ocurre cuando notamos dichos síntomas en nuestro cuerpo? Lo mejor para estos casos es acudir al médico y utilizar algún tipo de medicamento para mejorar la circulación sanguínea, como:

Daflon

daflonEste venótico y vasoprotector aumenta la resistencia de los vasos sanguíneos y capilares y disminuye su permeabilidad. Además, alivia la sensación de dolor, pesadez, hinchazón y tirantez en las piernas y el hormigueo y el picor en las piernas con varices. Ver precio.

Variliv

varilivVariliv también es un medicamento venótico que aumenta el tono de las venas y la resistencia de los capilares. Está indicado, en adultos, para el alivio de los síntomas relacionados con la insuficiencia venosa leve de las extremidades inferiores, tales como dolor, sensación de pesadez, tirantez, hormigueo y picor en piernas con varices o piernas hinchadas. Ver precio.

Thrombocid

thrombocidSi prefieres algún medicamento en crema, también puedes optar por Thrombocid. Está indicado para la prevención de trombos y favorecer la regresión de aquellos de pequeño tamaño. También mejora la irrigación sanguínea y evita posibles hematomas al aumentar el ritmo de desaparición de los mismos. Tiene una función anticoagulante, menor que la heparina, pero que puede ser de utilidad para evitar la formación de coágulos. Ver precio.

¿Cómo prevenir las enfermedades cardiovasculares?

Si crees que llevas un estilo de vida muy sedentario, fumas tabaco o no te alimentas bien y puedes llegar a padecer problemas de circulación, esto tiene fácil solución. Puedes intentar prevenir enfermedades cardiovasculares siguiendo estos consejos:

  • Seguir una alimentación más saludable, equilibrada y variada.
  • Beber más agua.
  • Disminuir el consumo de sal.
  • Realizar algún tipo de deporte o actividad física determinados días a la semana.
  • Evitar el tabaco. Si ya eres fumador, puedes acudir a algún medico para que te sea más fácil encontrar la mejor manera de dejar de fumar.
  • Mantener la presión arterial y colesterol bajo control.
  • Si eres diabético, controlar el azúcar en la sangre.
  • Tratar de no estar sentado o parado durante largos períodos de tiempo. Si por el tipo de trabajo, debes estar sentado todo el día o de pie, puedes probar a caminar una hora en tu tiempo libre.