Normalmente se culpa a los dulces que hacemos en casa de provocar algún tipo de estragos en la salud, desde obesidad hasta subidas de azúcar en la sangre. Sin embargo, no existen límites para quienes requieren su dosis de alimento dulces, al menos unas cuantas veces en la semana.

Hacer una tarta saludable, es posible, por lo tanto, cumplir con el deseo de comer algo que gusta y que además hará bien a la salud, es un sueño hecho realidad. Veamos algunos consejos para lograr hacer uno de los postres que más gustan en casa, con ingredientes que aportan al bienestar de los miembros de la familia:

Consejos para hacer una tarta saludable

Los granes aliados: las frutas y verduras

Aunque no lo creas, incluir las frutas y verduras de sabor dulce, no solo en la parte superior, sino también en la masa y el relleno, ayudará a endulzar la tarta, sin que esta pierda su esencia.

Muchos de estos ingredientes que pueden ayudar a sustituir la azúcar refinada o disminuir su presencia en el postre, son: plátano, zanahoria, calabaza, manzana, piña, mangos, dátiles, entre muchas otras.

En el caso de las frutas dulces, es muy fácil convertirlas en el complemento más importante. Solo hay que batirlos y luego, en forma de masa, agregarlas a la masa.

Es verdad que se producirá un poco de humedad, por lo que, es importante agregar algunos ingredientes que contrarresten dicha humedad, como: almidón o cacao, en conjunto con una pizca de levadura, para dar volumen.

Utilizar harina integral

Aunque sea más espesa que la harina blanca, la harina integral tiene un montón de beneficios para la salud, su gran cantidad de vitaminas y minerales ayuda a prevenir la aparición de enfermedades degenerativas, además que alivia los síntomas de la menopausia, y para los hombres, les ayuda a prevenir el padecimiento de cáncer de próstata.

Es importante para reducir el colesterol en el organismo y mantener los niveles de azúcar en la sangre, es decir, es el ingrediente fundamental, si se quiere hacer una tarta saludable.

Para los que no deseen usar harina, sea blanca o integral, está la opción de usar harina de avena. Este tipo de harina tiene la particularidad de ser muy versátil, con la cantidad propia de levadura, esta harina es ideal para lograr tartas saludables, sobre todo para las personas que quieran mantener o lograr su peso corporal ideal, ya que la avena ayuda a controlar el peso, además que ayuda a disminuir los niveles de colesterol en la sangre.

Un toque de limón

El toque cítrico y estimulante del limón es algo que debe tener una tarta saludable, bien sea en ralladura o en zumo. En el decorado, la ralladura de limón ofrece un sabor exquisito, único, le da un toque refrescante, además que la persona estaría ingiriendo vitamina c, importante para elevar las defensas del sistema inmunológico, alivia cualquier problema respiratorio, pero lo más importante, es un aliado fundamental contra el estrés y la ansiedad.

Una tarta saludable exige limones de calidad, porque en la frescura de sus ingredientes naturales está el secreto. La idea de elaborar una tarta saludable, es precisamente que sus ingredientes contribuyan a la salud de los comensales, y que aquellas personas que por alergias no puedan ingerir una tarta preparada con los ingredientes tradicionales, no se vean privados en la vida de degustar un buen postre.

Elige glaseados veganos

Aunque haya una resistencia hacía algunos complementos veganos para postres, estos pueden llegar a sorprender. No por ser veganos estos tendrán o proveerán un sabor amargo, todo lo contrario. En este caso, para el glaseado te traemos dos opciones, de las miles que existen.

Primero. Glaseado vegano de frutos secos. Para lograrlo se debe contar con almendras, avellanas o nueces, entre otras que se considere. Los frutos secos elegidos ponlos en una taza y media y prepara media taza de una bebida como: almendras, arroz o coco, y media cucharilla pequeña de esencia de vainilla o canela, en conjunto de la pulpa de dos dátiles, si se le quiere dar un sabor más dulce.

Se dejan en remojo el fruto seco elegido, de un día para otro. Luego, en un recipiente se bate con la bebida elegida y el endulzador, sea la canela o la esencia de vainilla, ese batido debe durar hasta obtener una pasta cremosa, que es la que se le va a untar a la tarta.

Segundo. Glaseado vegano de coco. El coco es una de las frutas más exóticas del mundo, hacer un glaseado con esta fruta es muy fácil, son 600 ml de crema de coco y 30 gramos de maicena.

Su preparación consiste en cocer la crema de coco hasta que ya esté en ebullición, se le vierte la maicena y se mueve para no dejar que esta se haga grumos. Cuando ambos ingredientes sean una pasta ligera y sólida se retira del fuego y se deja enfriar. A este glaseado vegano se le puede añadir unas pizcas de ralladura de limón en forma de lluvia.

La forma es cuestión de creatividad

Todos queremos hacer tartas que gusten, pero que también causen sensación en su forma. Hacer tartas creativas, que llamen la atención, es cuestión de usar las herramientas esenciales. En este aspecto siempre se recomienda comprar las herramientas de repostería en tiendas especializadas, donde se garantice la calidad y la eficacia de las mismas. Es importante contar con las mejores herramientas, sobre todo si estás pensando emprender un negocio propio de tartas y postres saludables.

¿Con qué acompañar una tarta hecha con ingredientes saludables?

Seguramente la tarta no te la disfrutarás en solitario, e invitarás a otras personas para que prueben como te ha quedado el postre. Cuando son alimentos hechos con ingredientes no tradicionales, la duda que mayormente asalta es ¿con qué bebida lo acompaño?

Pero hay muchas opciones, desde un buen vino blanco o vino seco, café, en sus distintas presentaciones, pero especialmente negro o con leche ligera, té de limón, durazno o frutos secos, sangría casera o champaña. ¡Ya estás listo para hacer tu tarta saludable!