La dermatitis atópica es una afección muy común en los bebés desde los 2 meses hasta los 5 años. Está situación está causada por la irritación en la piel, que produce picores, eccemas y granitos, como consecuencia de agentes externos. Esta es una situación muy común en los bebés, ya que estos carecen de las proteinas necesarias que ejercen de barrera protectora en la piel contra el agual y otros agentes externos.

Las zonas en las que es más habitual encontrar dermatitis en los pequeños y pequeñas es en la parte posterior de las rodillas, en los codos y en la parte posterior de las orejas. Suele aparecer en diferentes etapas del bebé y se muestra en forma de brotes temporales, que con los días va mejorando hasta desaparecer por completo. A pesar de todo esto, el hecho de ser frecuente no quiere decir que no podamos evitar que los bebés lo sufran, y una de las formas de hacerlo es mediante la ropa con la que los vestimos. A continuación te damos los secretos para evitar que tu bebé sufra dermatitis. Toma nota.

Evitar los tejidos sintéticos es una de las formas de evitar que nuestros bebés padezcan dermatitis. Sorprendentemente, la dermatitis en los bebés es una enfermedad que aumenta con los años a consecuencia de la producción y uso de tejidos sintéticos en la ropa de los bebés.

¿Cómo vestir a bebés con la piel atópica?

Tal como nos explican desde la tienda bebeysumama.com, cuando un bebé sufre dermatitis atópica debemos evitar vestirlo con ropa ajustada o con tejidos que puedan resultar irritantes, como sucede con ciertos tejidos compuestos por lana. Lo recomendable es usar ropa suelta, confeccionada con tejidos de algodón o lino.

El algodón orgánico y el bambú son dos materiales naturales con los que fabricar ropa, que no daña la piel de los bebés. Además, cuando el pequeño o pequeña tiene un episodio de dermatitis, lo mejor que podemos hacer es usar prendas 100% de algodón, que ayuden a respirar la piel del bebé y evita que pase el calor, otro enemigo de la dermatitis.

Al mismo tiempo es importante prestar atención al tipo de tintes empleados en la ropita de bebés, ya que los más aconsejables para estos casos son los tintes libres de plomo o materiales pesados. Además, los botones, broches y cierres de la ropa de bebés deben ser libres de niquel.

Otra forma de evitar y prevenir los brotes de dermatitis es no abrigando a nuestro bebé en exceso. De lo contrario, estamos evitando una correcta transpiración, y el sudor le provocará un brote. Debemos tener muy en cuenta esto a la hora de acostarlos a dormir. Como padres tendemos a abrigar en exceso a nuestros hijos muchas veces, creyendo que les hacemos bien. Sin embargo, en ocasiones, los pequeños acaban sudando, quedando demasiado tiempo en el cuerpo y provocando un episodio de dermatitis.

dermatitis atopica

En ocasiones, estas reacciones aparecen en la zona de los pies. Ante esta situación debemos emplear un calzado que sea transpirable fabricado con materiales no sintéticos. Cuando sea verano, debemos ponerle calcetines para evitar el contacto de la piel de los pies con el interior del calzado. De esta forma, también evitaremos el exceso de sudoración.

Más allá del tipo de ropa que empleemos, también es importante los cuidados que prestemos a la ropa de los bebés. Lavar la ropa de los bebés con mucho detergente o con suavizantes suele ser un motivo para desencadenar irritaciones en su piel. Por ello, lo mejor es usar detergentes suaves especiales para bebés y realizar un buen aclarado para eliminar todos los agentes sintéticos.

Para finalizar, cuando nuestro bebé se encuentre en esta situación, lo mejor es acudir a un experto médico que nos indique cuál es el mejor tratamiento que podemos darle para mejorar. Debemos tener en cuenta, que la dermatitis atópica no tiene un tratamiento curativo, aunque sí se puede controlar y prevenir, como decíamos antes. Además, un poco de sol puede ser de ayuda para curarla e incluso disminuir su aparición, según se ha demostrado en varios estudios, el agua del mar, los efectos del sol y el ambiente húmedo de la costa son beneficiosos para este tipo de dolencias.