gimnasio en casa

Los beneficios e inconvenientes del gimnasio en casa

Es habitual que a día de hoy nuestro nivel de actividad y estrés durante el día sea muy elevado y no tengamos prácticamente tiempo ni de comer. Por ese motivo se nos olvida y muchas de nosotros perdemos el buen hábito de practicar deporte.

Es necesario que adquieras el hábito de practicar ejercicio físico todos los días o de forma regular, y para todos aquellos que van justos de tiempo, una de las mejores formas de hacerlo es en tu misma casa. Recuerda que practicar ejercicio físico de forma regular contribuye muy positivamente al estado óptimo de tu salud, no esperes a tener cualquier tipo de problema sanitario para ponerte las pilas. ¿Te ves montado o montada encima de una de estas bici de spinning? ¡Entonces vayamos a por las ventajas e inconvenientes del gimnasio en casa!

 

Ventajas del gimnasio en casa

Una de las principales ventajas son los horarios. Practicando deporte en casa no tendrás que preocuparte por los horarios a cumplir y el deporte no supondrá otra obligación en nuestra rutina diaria.

Supone también una ventaja para las personas más tímidas. A mucha gente le cuesta practicar deporte en sociedad, ya sea porqué tienen la autoestima baja y no se ven bien delante del espejo o porqué prefieran su intimidad. En casa podrás practicar todo tipo de ejercicios con la tranquilidad de no ser observado o observada.

Evita situaciones desagradables y aumenta la higiene. En todo gimnasio habrá mucha más gente practicando deporte y existe un evidente problema de olores desagradables que en casa puedes evitar. Del mismo modo, las máquinas pueden ser utilizadas por otros que han dejado su sudor, aunque la mayoría de gimnasios cuidan mucho estos detalles, en casa todo va a ser mucho más personal.

Evita distracciones mientras practicas deporte. Los ruidos del gimnasio y el movimiento que existe puede hacer que te distraigas constantemente si te cuesta concentrarte. En casa puedes practicar deporte de forma mucho más relajadas y a tu ritmo.

Evita las esperas durante el entrenamiento. Evidentemente en un gimnasio puede haber momentos de espera por estar todas las máquinas ocupadas, incluso dependiendo de qué quieras utilizar puede requerir de una reserva previa. Evita interrupciones con las máquinas siempre disponibles en cualquier momento.

Inconvenientes del gimnasio en casa

Uno de los principales inconvenientes es el espacio. Las máquinas requieren de una habitación lo suficientemente grande para que puedas practicar deporte cómodamente y esto no es posible en todos nuestros hogares. Para ello existen máquinas plegables, puedes consultar por ejemplo estas cintas de correr plegables que son útiles para pisos más pequeños.

Puede costar seguir una rutina de deporte diaria. El gimnasio genera la obligación de asistir a hacer deporte, mientras que en casa podemos caer de forma más fácil a la tentación de no hacer nada.

El precio es otro de los principales inconvenientes del gimnasio en casa. Las máquinas para hacer gimnasio no están al abasto de cualquiera, aunque este punto es relativo, ya que la suma de cuotas del gimnasio durante años consecutivos puede acercarse o incluso superar la inversión a realizar en las máquinas. Para que te hagas una idea, puedes consultar el precio de estas bicicletas estáticas baratas.

No vas a disponer de un entrenador personalizado. Sí es verdad que el gimnasio te ofrece un asesoramiento y entrenamiento personalizado dependiendo de las zonas que necesites trabajar, así como las precauciones necesarias para realizar los ejercicios. En este sentido debes informarte mediante otros medios, ya sean libros especializados o a través de internet. Si te lo puedes permitir, puedes contratar un entrenador personal en tu propia casa para resolver este inconveniente.

 

Esperamos que con estos consejos te decidas a practicar gimnasio en casa o en tu centro de deporte más cercano, sea cual sea tu decisión, recuerda que lo más importante es empezar con tu hábito de practicar deporte de forma constante!