Para la mayoría de la gente, consumir alcohol de forma moderada no produce ningún problema ni es peligroso, pero hay que decir que actualmente un gran nombre de personas tienen serios problemas para controlar su consumo de bebidas alcohólicas. En el artículo de hoy vamos a contarte qué es el alcoholismo y qué efectos negativos produce esta enfermedad.

¿Qué es el alcoholismo?

El alcoholismo se define como el consumo abusivo del alcohol a largo plazo y con dependencia del mismo. Dicho de otra forma, es una enfermedad causada por el consumo incontrolado de bebidas que llevan alcohol, lo que afecta a la salud física, mental y social. Cuando hablamos de “problemas con el alcohol”, incluimos el alcoholismo y el abuso del alcohol.

alcoholismo

Efectos negativos del alcoholismo

El alcoholismo puede causar efectos negativos como:

– Ansiedad, fuerte necesidad de beber a cualquier hora y depresiones: el hecho de que el alcohol afecte directamente a nuestro sistema nervioso da como resultado de la ansiedad, tensión e inhibiciones. La concentración y la capacidad de razonamiento empeoran y en cantidades excesivas el alcohol llega a producir intoxicación en el cuerpo.

– Pérdida del control e incapacidad para dejar de tomar.

– Dependencia física: síntomas de abstinencia, nauseas, temblores…

– Tolerancia: necesidad de tomar cada vez más cantidad de alcohol para poder sentir el mismo efecto.

– Enfermedades a nivel físico: hay que ser consciente de las consecuencias del alcohol, ya que abusar de la bebida puede conllevar graves problemas físicos. Tomar mucho alcohol puede ser un factor altamente desencadenante de diferentes enfermedades, infecciones, inflamaciones e incluso cánceres.

El alcoholismo es un tipo de drogodependencia a distintos niveles: a nivel físico y a nivel psicológico. La dependencia física da lugar cuando se interrumpe la ingesta de alcohol con síntomas clarísimos de tolerancia y enfermedades asociadas a su consumo.

El desarrollo del sentimiento de depender del alcohol ocurre entre los 5 y 25 años seguidos en una progresión. Primero se desarrolla la tolerancia, por lo que cada vez se necesita tomar más cantidad para notar el mismo efecto. Después de la tolerancia, aparecen los lapsus de memoria y más tarde la dificultad para controlar la toma de alcohol. La persona afectada no pude estar sin beber, por lo que necesita la bebida para vivir.

También hay que decir que no existe una causa definida del alcoholismo, sino que distintos factores juegan un importante papel en su desarrollo y hay que decir que la probabilidad de desencadenar un alcoholismo en las personas con algún familiar alcohólico es más elevada que en personas que en su familia no tienen ningún miembro alcohólico. Puede encontrarse en anomalías bioquímicas o el simple hecho de estar toda la vida en contacto con la familia, por lo que en muchas ocasiones terminas realizando las mismas acciones o siguiendo los mismos caminos que los familiares.

Además de todos estos factores, los enfermos que padecen alcoholismo buscan continuamente consuelo para su ansiedad, conflictos en las relaciones personales, problemas en el trabajo, baja estima personal, etc.

Si lo que estás buscando es poner remedio al alcoholismo, te invitamos a leer nuestro artículo que habla sobre cómo dejar el alcohol.  Además, debes saber que existen grandes ayudas que proveerán tu salud y te indicaran tratamientos con medicamentos, terapias y grupos de apoyo para conseguir dejar la bebida de una vez por todas y empezar una nueva vida llena de salud.