En las últimas décadas se han desarrollado todo tipo de métodos y técnicas de educación infantil y pedagogía, unas más eficientes o más recomendables que otras. Una de ellas, muy afamada en los últimos años por sus numerosos beneficios y sus resultados, es el método Montessori. Una corriente pedagógica que cada vez son más los padres que se decantan por ella. Sin embargo, a pesar de su popularidad, son muchos los padres que aún desconocen los beneficios del método Montessori para sus hijos.

¿Qué es el método Montessori?

Como decíamos, se trata de un método pedagógico centenario, que cubre todos los periodos educativos hasta los 18 años, caracterizado por incentivar un ambiente ordenado, simple y estético en el que cada uno de los elementos tiene un sentido y una razón en el desarrollo de nuestros hijos. De esta forma, las aulas del método Montessori está agrupadas por periodos de 3 años (menores de 3 años, de 3 a 6 años, de 6 a 9 años y de 9 a 13 años) para incentivar la socialización, la solidaridad y el respeto. Con todo, se ofrece a los niños un ambiente de aprendizaje en el que se ofrece a los niños oportunidades para comprometerse con un trabajo o tareas que les interese, que haya sido elegida por ellos mismos libremente, que propicie periodos de concentración ininterrumpida. En consecuencia se genera una pequeña sociedad compuesta por los niños en el aula en la que trabajan con materiales, que han sido científicamente diseñados para desarrollar las habilidades cognitivas básicas y con las que reconocer por ellos mismos los errores durante su aprendizaje, haciéndose responsables de ellos.

De esta forma, los adultos son meros observadores y guías, que estimulan a los niños para que sean ellos mismos los que decidan, elijan, actúen y piensen por sí mismos para ayudarlos a desarrollar su confianza en sí mismos y la disciplina interior.

rendizaje montessori

¿Cuáles son los beneficios del método Montessori?

Al estar basado en dos necesidades importantes, la libertad dentro de los límites y un entorno preparado que facilite la exposición de los materiales y experiencia, se han demostrado múltiples beneficios para el desarrollo cognitivo e intelectual de los niños. De esta forma, gracias a este método los niños son capaces de alcanzar su máximo potencial en cualquier área y ámbito de la vida, como habilidades sociales, el crecimiento emocional y la coordinación física…

Permite que los niños experimenten la alegría de aprender y disfrutar del proceso sin sentir frustraciones y potenciando su autoestima. Cada niño aprende de diferente manera, de la misma forma que cada niño tiene unos intereses y capacidades, por ello se les da libertar para que las desarrollen y aprendan a su ritmo sin frustrar su desarrollo.

Al mismo tiempo se desarrolla la independencia y autonomía infantil, gracias a los materiales que potencia la autorregulación. El método Montesori potencia la educación de niños seguros de sí mismos, con pensamiento crítico y capacidad para decidir.

Los niños son protagonistas activos de su propio aprendizaje, buscan conocimientos y son libres de cuestionar, investigar y establecer conexiones. Esto hace que despierten su curiosidad y motivación por aprender.

Se refuerza la cooperación durante el aprendizaje y no la competitividad entre compañeros. De esta forma, cada estudiante aprende de sus compañeros en un ambiente de colaboración y respeto. En consecuencia, los niños se sienten respetados y apoyados para resolver los conflictos interpersonales de forma pacífica.

Se potencia la autodisciplina y el autocontrol, habilidades esenciales para el futuro éxito profesional. También se promueve la autoevalución para que el niño o niña sea capaz de mejorar sus habilidades y adquirir nuevos conocimientos sin temor a los errores, que son considerados una oportunidad de aprendizaje más.

Se incentiva la creatividad de los niños y niñas, para ello se establece un entorno rico en estímulos con los que inspirarse y descubrir sin miedo a los errores para desarrollar la imaginación y la creatividad.

aula montessri

¿Cómo aplicar el método Montessori en casa?

Teniendo en cuenta en todo momento la independencia de nuestros hijos durante el aprendizaje, lo aconsejable es adaptar nuestras casas para incentivar ese aprendizaje gradual, que les posibilite dicha independencia. Por ello, en casa es fundamental llevar a cabo los principios básicos de orden, estética, interés y objetivo, y preparar el ambiente teniendo siempre en cuenta las necesidades del niño para que pueda ser en todo momento autónomo y pueda responsabilizarse de sus propias tareas y actividades a su propio ritmo. Para ello, existen por ejemplo, líneas de muebles basadas en este método, como los de la tienda de muebles infantiles Alondra. Se trata de muebles que estimulan el aprendizaje y la independencia de los más pequeños de la casa, al tiempo que son seguros y naturales. Si necesitas más información, echa un vistazo a este artículo sobre decoración de habitaciones con el método Montessori.