Según un estudio reciente de la consultora de moda WGSN, en época de crisis, como en la que nos encontramos con la Covid-19, las joyas cobran una importancia mayor a la hora de subir nuestro estado de ánimo. Si bien es cierto, que para muchas personas, el uso de las joyas y complementos ha quedado en un segundo plano, para muchas otras, llevarlas está consiguiendo que esta situación no haga mayores estragos en su ánimo.

Lo que sí, que es cierto es que para la mayoría de la mujeres, sobre todo, las joyas y todo lo que se lleva de cintura hacia arriba, son instrumentos con los que autoexpresarse, empoderarse y reafirmarse.

Es por ello, que hemos querido profundizar más en el tema y hablar con expertos en joyería, como Chiloé Complementos, sobre la forma en la que las joyas llegan a cambiar el estado de ánimo de las personas.

Cómo cambia nuestro estado de ánimo con el uso de joyas

El confinamiento ha provocado que tengamos que reinventarnos y adaptar nuestras necesidades a esta nueva forma de vivir, y sobre todo de trabajar. En la mayoría de las empresas, parte de los empleados han tenido que trasladar su oficina a una habitación de su vivienda y, desde ahí, llevar a cabo reuniones de trabajo con clientes o entre departamentos, que antes se hacían en la sala de reuniones de la propia oficina. Esto ha dado lugar a, que a pesar de estar en casa, muchos tengan que mantener un imagen y por supuesto, el ánimo, en perfecto estado para seguir dando la talla laboralmente. Pero ¿cómo hacerlo en una situación tan excepcional y atípica como la que estamos viviendo?

Es en esta cuestión, cuando las joyas y complementos de alta bisutería, están jugando un papel fundamental. De la misma forma, que se ha demostrado, que maquillarse y peinarse, como lo hacen las mujeres de forma habitual, sirve para mantener una cierta normalidad y rutina, que evita los momentos de depresión y de moral baja, las joyas acaban surtiendo el mismo efecto. En estos momentos es más importante, que nunca el hecho de que nuestra creatividad a la hora de vestirnos no decaiga. Y para ello las joyas juegan un papel fundamental.

Por otra parte, son muchas las personas, sobre todo mujeres, que tienen en las joyas como ciertos amuletos, que consideran que les da suerte. Esto es algo en lo que no todo en mundo cree, e incluso los hay escépticos.

Sin embargo, el hecho de creerlo, a muchas personas les funciona para sentirse más seguras y estables en tiempo de crisis. En la mayoría de los casos, las joyas son un tipo de compra emocional y símbolos de amor, con significado en muchas ocasiones. De hecho no es de extrañar, que una mujer mire con ternura su anillo de pedida, los pendientes que su pareja le regalo el día del nacimiento de su hijo/a, el colgante de su abuela… Todos ellos son joyas, que acaban convirtiéndose en amuletos y, que les ayudan a afrontar con positividad y valentía momentos difíciles.

De hecho, existen ciertas formas de tratamiento como la “joyaterapia”, que consisten en probarse joyas, por el mero hecho de sentir la sensación de bienestar y placer, que se produce al llevar puestas piezas de joyas que nos parecen atractivas y reconfortan nuestros sentidos, haciendo subir nuestra autoestima. Desde tiempos antiguos, 1500 antes de Cristo, el “oro potable”, producido por algunos alquimistas, se ha utilizado como tratamiento paliativo ante enfermedades.

Si quieres regalarte una joya o un amuleto o simplemente subirte la autoestima, puede echar un vistazo a las pulseras de Seviatelle.