¿No has oído a hablar nunca de la estimulación sensorial? Esta se refiere al registro de información del ambiente hacia el sistema nervioso usando los sentidos y es utilizado en la educación y aprendizaje de los niños.

La estimulación sensorial contribuye a las funciones cognitivas primarias como la atención y la memoria pero también a las superiores como la resolución de problemas, la creatividad y el lenguaje.

Para iniciarse con esta técnica de aprendizaje es necesario usar material de aula sensorial como el de este enlace, y a continuación te detallaremos los beneficios de esta técnica de aprendizaje y a quién va dirigida.

 

¿Para qué sirve la estimulación sensorial?

La atención de los niños es primordial para la retención de información y memoria que posteriormente se usará para los razonamientos y la realización de actividades. Utilizando los sentidos, los niños exploran los movimientos del entorno solidificando así y asimilando la información, lo que se entiende por la construcción del aprendizaje y comprensión del entorno que les rodea.

Gracias a la estimulación sensorial ampliamos los estímulos que el niño percibe, facilitando su integración e interacción con el entorno que les rodea. Aumentar los estímulos favorece al desarrollo de su inteligencia y razonamiento así como en el lenguaje.

Dicho esto, la estimulación sensorial se convierte en un excelente método también para trabajar con niños que tienen cualquier problema de discapacidad fomentando el desarrollo de sus capacidades sensoriales y potenciando de este modo el desarrollo cognitivo.

 

Beneficios de la estimulación sensorial

Resumiendo los principales beneficios y ventajas de la estimulación sensorial en niños, podemos detallar los siguientes:

  • La estimulación sensorial mejora la coordinación y concentración de los niños.
  • Es un potenciador de las relaciones positivas entre el niño y el profesor o profesora, reduciendo el estrés y bloqueo típico en los centros de educación.
  • Mejora la inteligencia y el pensamiento razonado.
  • Se considera que ayuda a mejorar la calidad de vida de los niños con discapacidades cognitivas.
  • Contribuye a la comunicación no verbal y al bienestar emocional y psicológico del niño o niña.
  • Es una excelente forma de mejorar las habilidades comunicativas de niños y niñas con autismo, reduciendo sus comportamientos agresivos.

 

¿Qué es una aula de estimulación sensorial?

Las aulas de estimulación sensorial son espacios dedicados a niños con algún tipo de discapacidad dónde se facilita su interactuación con el medio mediante la estimulación de sentidos. Se trata de una técnica basada en la experimentación propia del niño con el medio mediante el uso de sus sentidos.

Las aulas sensoriales de caracterizan por distintos espacios con las que desarrollar la estimulación sensorial en las distintas sesiones de aprendizaje. En las salas se acostumbra usar una iluminación más bien apagada y se evita cualquier cosa que pueda distraer al niño, también se aconseja un ambiente tranquilo y relajado en el exterior.

El mobiliario y los colores de la sala también deben estar en consonancia con el resto del aula, orientados a su objetivo principal. Se acostumbran a usar contrastes en los colores para estimular así los sentidos deseados. Por último se trata de aulas seguras, pensadas por el tipo de niños que las van a visitar, que a la vez permiten de forma cómoda y fácil el desplazamiento con silla de ruedas, ya que puede ser habitual darse el caso.

 

Si tienes dudas antes de montar tu propia aula o sala de educación sensorial puedes ponerte en contacto con nosotros o utilizar nuestra sección de comentarios para que un especialista pueda responderte.

Etiquetado en: