Es demasiado irresponsable escribir tips que te digan que con sólo realizar aquello que ellos establecen basta para bajar de peso.

La nutrición es un tema serio, que parte con la idea de una vida sana y busca el bienestar del individuo.

Una correcta alimentación (o dieta como se conoce,) debe ser personalizada. Primero porque todos somos distintos y nuestros gustos también, además los horarios y formas en que nos relacionamos con la comida es sustancialmente distinto entre una y otra persona.

Siempre es mejor visitar a una especialista, en este caso Nutricionista para que te asesore bien en el tema.

Hay que tener en cuenta que ninguna fórmula para bajar de peso es 100% efectiva y duradera si no existe un aumento de la masa muscular; por lo tanto, esto se traduce en que hay que hacer ejercicio. Sí, porque realizando un ejercicio adecuado podemos quemar grasa, aumentar el tejido muscular y con esto aumentamos también nuestro metabolismo. Es importante destacar que es el tejido muscular quien se lleva el trabajo de quemar calorías y usar la energía.

¿Quemadores de grasa? En mi opinión mejor invierta en el gimnasio y en la asesoría adecuada para realizar actividad física. Pero para no irse con las manos vacías recordemos lo más importante en el tema de mejorar nuestra alimentación:

 

  1. No olvides desayunar, es vital para el buen funcionamiento del día.
  2. No comer no implica adelgazar. Si más horas pasamos sin comer más se disminuye el metabolismo te será más fácil acumular grasa cada vez que comas.
  3. Come cada 4 o 3 horas y no te salte las comidas.
  4. Una comida puede ser una colación como frutas, yogurt o incluso una barra de cereal. Los frutos secos también pueden servir, pero hay que ir con cuidado por su alto contenido calórico.