¿Quieres adelgazar sin tener que pasar hambre y privarte de tus alimentos favoritos? ¡Nace una nueva dieta adaptada a la sociedad actual que hace posible perder peso de forma saludable y disfrutar de ricos alimentos como el jamón ibérico o el vino tinto! ¿Te la vas a perder?

“Una dieta buena para el paladar y buena para el corazón”. Estas son las palabras de un naturópata experto en Nutrición del Instituto Médico Europeo de la Obesidad. Se trata de una dieta que permite perder de 4 a 6 kg de forma saludable en 4 semanas dependiendo del peso y el sexo de la persona en cuestión.

Pero… ¿cómo surge la disparatada idea de que el jamón puede ser un alimento integrado en una dieta para adelgazar? Este naturópata, después de observar el día a día de sus pacientes, se dio cuenta de que lo que realmente busca y necesita la gente es una dieta con la que no tenga la sensación de estar a dieta.

El hecho de tomar vino y jamón ibérico de forma moderada y dentro de una tabla de alimentos comvino-tintopatibles, puede ser muy beneficioso para el corazón, ya que son alimentos que previenen de muchas enfermedades. El vino tinto puede reducir el riesgo de arterioesclerosis, Alzheimer o demencia senil. Además, retrasa el envejecimiento celular del organismo. Consumir vino moderadamente junto con alimentos produce una ligera disminución de la presión arterial y del sistema nervioso central lo que produce una cierta relajación a aquellas personas que padecen insomnio.

Por lo que se refiere al jamón ibérico, muchos españoles comen jamón en casa haciendo el aperitivo o cenando. Unas lonchas al día son una fuente perfecta de hierro y vitaminas B, necesarias para el funcionamiento del cerebro. Según un estudio de un profesor doctorado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Extremadura, comer jamón al día disminuye notablemente el colesterol, gracias al bajo contenido en grasas que ofrece el alimento.

Se trata de una dieta que se adapta al estilo de vida actual. Es un régimen que no aburre, con el que la comida es variada y destaca por su sabor, textura, aspecto y olor. Además, permite disfrutar de tu vida social con comodidad. Si te decides por hacer esta dieta, nosotros te aconsejamos que sea un jamón de calidad, y por ello te invitamos a visitar el siguiente enlace, donde encontrarás la mejor variedad de jamón ibérico.

Dieta del jamón ibérico paso a paso

La mejor recomendación que te podemos dar es la que dice el dicho “desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo”. Esto se dice porque el metabolismo se empieza a activar a partir de las 6 de la mañana y es a partir de las 5 de la tarde, cuando el cuerpo se “desactiva”.

A continuación, vamos a compartir contigo las instrucciones para seguir la dieta del jamón paso a paso.

– Desayuno: puedes desayunar abundantemente sin ningún problema. Lo único, es que debes incluir pan y jamón (dos lonchas concretamente), fruta (excepto plátano, mango y melón), y toma café solo o con leche de soja.

– Comida: no te olvides de las verduras. Haz que acompañen un plato principal como el pescado o la carne de ave, ternera o incluso carne magra de cerdo al horno. Podrás comer un cocido solamente una vez a la semana.

– Cena: en tu cena no puede faltar un tazón de caldo de pollo, de verduras y dos lonchas de jamón ibérico además de un poco de carne o pescado, concretamente entre 80 y 150 gramos y de postre una onza de chocolate negro puro.

¿Qué mejor que empezar a adelgazar siguiendo una dieta que no te prive de un buen jamón y un buen vino? ¡Pruébala y cuéntanos como ha sido tu experiencia!