El jengibre es un superalimento que cuenta con gran densidad de nutrientes muy beneficiosos para la salud. Por esto y por otros muchos motivos, se ha convertido en uno de los ingredientes más famosos en la cocina actual, que no puede faltar en las recetas de algunos de los cocineros más famosos del mundo. De hecho, es un estupendo saborizante, que otorga además un estupendo aroma a las comidas.

Si aún no conoces este superalimento, hemos preparado este artículo para que conozcas todo lo que necesitas saber sobre el jengibre y por qué deberías añadirlo a tu alimentación.

¿Qué es el jengibre?

El jengibre es una planta. Un rizoma horizontal perteneciente a la familia de las zingiberáceas, al igual que la cúrcuma y el cardamomo. Se produce en zonas como la India, Jamaica o Indonesia, entre otras zonas.

Cuenta con un sabor picante, por lo que es muy preciado en la comida. Pero donde aún es más preciado es en el ámbito medicinal, ya que cuenta con diversos efectos terapéuticos. Con él se pueden tratar muchas enfermedades como el asma, la diabetes, el estreñimiento… pudiendo utilizarlo en forma de pasta fresca, en polvo, en almíbar o cristalizado, incluso.

¿Cuáles son las propiedades del jengibre?

Según análisis científicos, el jengibre contiene compuestos metabólicos (los gingeroles y shogaoles) que contribuyen a la curación de ciertas enfermedades y a la salud. Además, cuentan con una gran variedad de propiedades nutricionales.  100 gr de jengibre contienen: 79 calorías, 17,86g carbohidratos, 3,6g fibra, 3,57g proteínas, 14mg odio, 1,15g hierro, 7,7mg vitamina C, 33mg potasio, vitamina B6, magnesio y fósforo.

Recientemente se ha publicado un estudio que demuestra las propiedades antioxidantes del jengibre. Por lo que, tiene un papel muy importante ante los daños oxidativos. En el jengibre podemos encontrar polifenoles, que ayudan a preservar la buena salud.

jengibre

¿Qué beneficios tiene el jengibre para la salud?

El jengibre cuenta con muchos tipos de beneficios para la salud. Pero también para muchos procesos de nuestro organismo como por ejemplo:

  • Aliviar las náuseas y contrarrestar el mareo: el té de jengibre es un excelente remedio casero para las nauseas. Si bien es cierto, que es importante identificar con un médico el origen de dichas nauseas.
  • Reducir dolores musculares y el dolor en general: Se han realizado estudios que demuestran que la ingesta diaria de jengibre ayuda a reducir el dolor muscular y los síntomas de los cólicos menstruales. Además, desde hace muchos años se ha utilizado para reducir las inflamaciones y tratar cualquier afección. relacionada con ellas.
  • Mejorar las digestiones y ayuda en la pérdida de apetito: los compuestos fenólicos del jengibre sirven para aliviar la irritación gástrica y estimulan la producción de bilis y saliva. También suprimen las contracciones gástricas conforme los alimentos y los fluidos se mueven por el tracto intestinal. Por lo que es un excelente ingrediente para adelgazar, ya que nos ayuda a reducir la hinchazón. Algunos expertos científicos indican que el jengibre podría prevenir el cáncer de colon y el estreñimiento.
  • Combatir la gripe: el té de jengibre también nos ayuda tanto en los procesos gripales como para prevenirlos. Es un alimento diaforético, que promueve la sudoración calentando el cuerpo desde dentro.
  • Evitar accidentes cardiovasculares. El jengibre también es de gran utilidad para reducir el colesterol y disminuir el riesgo de coagulación de la sangre. También ayuda a mantener los niveles adecuados de azúcar en la sangre

 ¿Cómo puedo consumir el jengibre?

Por suerte , como seca, en polvo, en aceite o simplemente aprovecharnos de su jugo. También podemos encontrar cápsulas y pastillas de jengibre. A la hora de disfrutar de todas estas propiedades que tiene el jengibre comprar podemos prepararlo de múltiples formas al igual que aplicarlo en todo tipo de recetas de cocina para poder apreciar su aroma y sabor. Para ello, podremos emplearlo en cualquiera de las formas que más nos apetezca.

te jengibre

Podemos hacer té de jengibre en casa, esta es una de las formas más sencilla de consumir jengibre. Para ello necesitamos cortar el 20 o 40 gramos jengibre fresco en rodajas y sumergirlo en agua caliente y, por último, agregar limón y miel para añadirle más beneficios como la vitamina C y las propiedades antibacterianas de la miel. De hecho, el jengibre con limón es una combinación que cuenta con muchos beneficios. Al combinar las propiedades termogénicas y desintoxicantes de estos dos alimentos obtenemos muy buenos beneficios para adelgazar, eliminar la celulitis, reducir el hinchazón y reducir los cólicos menstruales.