En los últimos años son muchos los padres que se declaran partidarios del colecho durante la crianza de los bebé, mientras que otros cuentan con argumentos con los que se declaran detractores de esta forma de dormir con los bebés. Sin embargo, más allá de las opiniones, está demostrado científicamente que el colecho cuentan con aspectos positivos y una serie de ventajas tanto para los bebés como para los padres.

Si eres padre o madre primeriza, es probable que te plantees este tipo de aspectos que son importantes para la crianza de tu bebé. Antes de tomar una decisión, cuando se trata de nuestros hijos nos gusta informarnos y estar seguros al 100% de que la decisión que vamos a tomar es la más adecuada y acertada para el bien de nuestros pequeños. Por ello, con la ayuda de yoporteotuporteas.es queremos hablarte de cuáles son las ventajas de hacer colecho con los bebés.

Ventajas de hacer colecho con los bebés

dormir bebe

Con la llegada de un bebé una de las rutinas que más se ve afectada es la del sueño y el descanso nocturno. Si bien es cierto que la mayoría de las parejas se turnan para descansar y encargarse de las necesidades del bebé. De la misma forma que se han demostrado las bondades del porteo en la crianza de nuestros hijos, el colecho es otra práctica maravillosa para muchos padres y madres, que aporta muchos beneficios no sólo para el descanso familiar, si no para otros mucho aspectos. Para conocerlos todos, principalmente debemos saber qué es y en qué se fundamental el colecho.

¿Qué es el colecho?

Se trata de una práctica en la que los bebé y los niños pequeños comparten cama con los padres. Esto puede hacerse, bien en la misma cama, en camas unidas o en cunas unidas. Esta practica lleva practicándose en Europa desde el siglo XIX, cuando las casas comenzaban a tener varios dormitorios y los niños ya dormían en sus propias cunas. Existen países como Japón en los que los niños duermen haciendo colecho hasta los 7 años, con el fin de mantener al niño caliente durante las noches.

bebes dormir

Volviendo a las ventajas y beneficios, estos son muchos y muy diversos. Uno de los más argumentados por los padres a favor es la facilidad que da a la hora de dar el pecho durante las tomas nocturnas. Es un método muy práctico y cómodo, con el cual ni la madre ni el bebé tienen por qué salir de la cama para que el pequeño tenga que alimentarse, algo muy de agradecer sobre todo en las épocas de invierno. Además, al haber contacto con el bebé durante todas las horas de sueño, se reducen los episodios de llanto del bebé, con lo que las etapas de sueño nocturnos son más prolongadas, tanto para padres como para el bebé, mejorando la calidad y cantidad de horas de sueño.

Se ha desmostrado clínicamente que el colecho reduce el riesgo de muerte súbita en los bebés (SMSL). Además, favorece el desarrollo neuronal de los bebés.

Con el colecho, además, se ha demostrado que los bebés se duermen con más facilidad y más rápidamente, en la mayoría de las ocasiones sincronizándose con el sueño de la madre. Lo cual favorece el bienestar del bebé. También se potencia el vínculo entre los padres y el bebé gracias al contacto cercano durante más tiempo. Por último, al estar tan cerca del bebé, permite a los padres ser conscientes de sus movimientos.

Aspectos importantes sobre el colecho

colecho padre

En los últimos años se han publicado numerosos estudios que apoyan este método y demuestran sus beneficios. Sin embargo, antes de hacer colecho con nuestros hijos es importante tener en cuentan una serie de aspectos importantes.

Si vas a hacer colecho en la cama debes tener una serie de precauciones con el pequeño o pequeña. Existe cierto riesgo de asfixia o aplastamiento durante nuestro sueño, sobre todo en durante los 6 primeros meses del bebé. Por ello, hay opciones para hacer colecho de forma segura como las minicunas, con las que puedes disfrutar de todos los beneficios del colecho de forma cómoda y segura tanto para nosotros como para nuestros bebés.

Para finalizar, sea cual sea vuestra decisión como padres respecto al colecho con vuestros hijos, estas es una cuestión que debe tomarse en pareja y consenso. Si bien es cierto, que hay algunos padres reacios a esta práctica, temerosos de perder su espacio e intimidad como parejas, son muchas las aportaciones que pueden conseguir con ella.