Para utilizar maquinaria usada es conveniente que tengas en cuenta una serie de precauciones. En el siguiente artículo de hoy vamos a nombrártelas todas.

Normas de seguridad generales para usar maquinaria pesada

Empezamos por las recomendaciones generales:

1. Los interruptores u otros mecanismos de puesta en marca de las máquinas, se deben asegurar para que no sean accionados de forma involuntaria, ya que muchas arrancadas involuntarias de máquinas han causado muchos accidentes.

2. Los engranajes, poleas, cadenas, correas de transmisión o los ejes lisos que sobresalen, deben ser protegidos por cubiertas, para evitar accidentes.

3. Se tienen que realizar las operaciones de comprobación o cualquier otro ajuste con la máquina parada. Además, se aconseja atender a la máquina sin distraerte.

No obstante estas 3 recomendaciones generales, a continuación te nombramos cuáles son los peligros más comunes:

– Puntos de rozamiento.

– Superficies rotativas de máquinas.

– Joya y ropas sueltas.

– Puntos calientes.

– Maquinas automáticas.

Normas de seguridad para la protección personal antes y después de usar la máquina

1. Debes usar anteojos de seguridad contra posibles impactos, sobre todo cuando se mecanizan metales duros o frágiles, ya que las virutas o fragmentos de la máquina pueden salir proyectados y pueden ser muy peligrosos para los ojos. En caso de que te entre algún pequeño elemento dentro del ojo, no lo refrigeres ya que puedes provocar una herida. Acuda rápidamente al médico y en caso de ser líquido recurra al médico con la hoja de seguridad del producto.

2. Lleva la ropa adecuada, normalmente se aconseja que sea bien ajustada y el calzado que sea seguro para proteger contra cortes, así como contra caídas de piezas pesadas. Además, se aconseja quitarse los anillos, relojes, pulseras bufandas, o cualquier otro objeto que cuelgue.

maquinaria pesada

3. No debes retirarte las virutas producidas durante el mecanizado con la mano ya que puedes producir cortes o pinchazos.

4. Debes retirar las virutas secas con un cepillo o brocha adecuados con la máquina parada, y si las virutas son húmedas o aceitosas es mejor usar una escobilla de goma.

5. Es peligroso llevar el pelo largo y suelto, debes recogértelo bajo un gorro o prenda similar. Lo mismo para el caso de las barbas largas.

Normas de seguridad antes de usar la maquinaria

Antes de poner en marcha la máquina para empezar con tu tarea, debes realizar las siguientes comprobaciones:

1. Que el dispositivo de sujeción de piezas esté bien anclado a la mesa de la máquina.

2. Que las carcazas de protección de las poleas o engranajes estén bien fijadas.

3. Que la pieza a trabajar esté correcta y firmemente sujeta al dispositivo que lo sujeta.

4. Asegúrate de que sobre la mesa de la máquina que vayas a usar no hay piezas que puedan caer o ser alcanzados por la máquina.

5. No remuevas barreras protectoras de máquinas.

6. Que los dispositivos de seguridad se hallen en su sitios y estén bien instalados.

Recomendaciones durante el uso de la máquina

Durante el mecanizado debes mantener las manos alejadas de la herramienta que se mueve. Si el trabajo se realiza en ciclo automático, entonces no apoyes las manos en la mesa de la máquina.

Aún paradas, las máquinas de mecanizado son herramientas que cortan por lo que al soltar o amarrar piezas se deben tomar precauciones contra posibles cortes en las manos o brazos.

Conserva tu máquina en buen estado

La máquina tiene que estar bien conservada, limpia y correctamente engrasada. Asimismo, debes cuidar del orden y conservar bien las herramientas y los accesorios en su sitio.

Debes mantener la zona de trabajo limpia y libre de obstáculos o manchas de aceite. Los objetos caídos pueden provocar tropezones o resbalones que podrían ser muy peligrosos.

Debes retirar las virutas con regularidad sin esperar al final de la jornada y debes guardar las herramientas en un lugar adecuado. No debe dejarse ninguna herramienta sobre la máquina.

Debes dejar libres los caminos de acceso a la máquina y eliminar trapos sucios de aceite o grasa que puedan arder con facilidad.

Y por último… recuerda que las averías eléctricas solamente pueden ser reparadas por un electricista profesional, así que si se avería la máquina, no intentes hacerlo tú mismo.