Como sabrás, en la infancia los niños van pasando por diferentes etapas y por diferentes miedos. Pueden ser miedos evolutivos poco intensos o bien pueden convertirse en fobias un poco más graves. Hay muchísimos niños que tienen un miedo irracional a los globos. Actualmente este miedo se conoce como “fobia”. La fobia es un miedo terrible e incontrolable. Tener miedo, es un sentimiento que todos sentimos una vez u otra y es totalmente normal. Nos ayuda a desarrollar el instinto de supervivencia, a protegernos de los posibles peligros y nos mantiene alerta, pero la fobia es mucho más intensa y con ella se pierde totalmente el control hasta llegar al punto de no poder actuar.

Las fobias llegan en su punto problemático cuando impiden funcionar con total normalidad en la vida del día a día. Por ejemplo, una fobia a las serpientes en una ciudad no parece ser demasiado peligroso ya que las probabilidades de encontrarte una son bajas. No obstante, la fobia a los globos puede ser un impedimento. La fobia a los globos, es lo que formalmente se conoce como “ligirofobia” y en el caso de los niños, esta fobia les impide hacer algo muy habitual en su edad: ir a los cumpleaños de sus amigos.

A continuación vamos a compartir contigo cómo superar el pánico a los globos, pero si quieres puedes leer más información sobre la ligirofobia en este enlace de la wikipedia.

Cómo superar la fobia a los globos paso a paso

1. No le dejes sol@: ante todo, cuando el niño se encuentre en una situación de pánico nunca debes dejarle solo. Abrázale, escúchale e intenta entender qué le está pasando sin hacer de ello algo exagerado.

2. Infórmate de cómo funcionan las fobias: en primer lugar, como madre deberás saber qué es una fobia y a partir de aquí aceptar que tu hij@ tiene fobia a los globos. Aceptar que tu hijo padece ligirofobia es aceptar un hecho normal, sobretodo no le des más importancia de la que se merece, ya que esto les ocurre a muchísimos niños. Consecuentemente deberás aceptar que el comportamiento de tu hij@ delante de los globos es totalmente involuntario y no lo pueden controlar, tratar o razonar.

3. Normaliza la situación: explicarle que tener miedo de las cosas es algo muy normal y que irá experimentando a lo largo de su vida, porque al fin y al cabo siempre tenemos miedo, seamos grandes o pequeños.

4. Explícale a tu hij@ cómo funciona un globo: explicarle a tu peque como funciona un globo, decirle que es un objeto elástico, que se hincha cuando se llena de aire y que puede explotar y hacer un ruido muy fuerte no es peligroso.

Needle about to pop a green balloon5. Aproxímale a los globos: si sabes que el niño tiene un problema, no lo apartes de él, sino más bien lo que debes hacer es intentar que lo supere, que se familiarice con él. Por ello, puedes empezar enseñándole imágenes de globos en papel y luego pedirle que toque los globos cuando están deshinchados. Al principio el niño se va a poner nervioso pero poco a poco se acercará sin problemas. Ten en cuenta que para superar una fobia, debes aproximar a la persona hasta lo que la produce, siempre desde una distancia de seguridad (imágenes en papel, verlo desde legos, explicarle el funcionamiento, etc.).

6. Deja que experimente con los globos: el último paso es el de empezar a jugar con globos de cumpleaños en casa, para que cuando asista en una fiesta infantil pueda controlar la situación, recordar que los globos no hacen nada y sobretodo relacionar los cumpleaños (algo muy divertido para ellos) con el objeto (algo que les da miedo). Puedes encontrar globos de cumpleaños para que el niño empiece a experimentar con ellos en este enlace. Primero deja que el peque los hinche poco a poco y vaya jugando con ellos mientras escucha el ruido que hace el globo cuando se suelta el aire.

Lo que nunca debes hacer es es usar sus miedos para controlar su conducta o como un motivo de castigo. Además de ser cruel, es insuficiente ya que no vas a ayudar al niño a vencer su fobia. Y por último negar sus sentimientos de miedo podría ser un error: ¡Ala pero si no pasa nada! ¡Serás tonto! Negando sus sentimientos solo lograrás que el niño se bloquee o que genere inseguridades.

Cómo asistir a cumpleaños

Una vez hecho el el desarrollo de la fobia para intentar identificar el problema y superarlo, el niño podrá asistir de nuevo a los cumpleaños de sus amigos.

Puede ser un proceso largo o un proceso lento, depende del niño. Obviamente la primera vez que asista en un cumpleaños va a estar intranquilo pero deja que se vaya acostumbrando y en un tiempo lo superará. Cuando sea grande probablemente le seguirá molestando la explosión de un globo y les seguirá teniendo respeto pero su temor habrá desaparecido y podrá hacer vida normal.

Cuándo buscar ayuda de un profesional

Explicado por aquí parece fácil, pero a la realidad que un niño venza sus fobias es algo más complicado. A parte de llevar un tiempo, pueden ser meses o años, puede que el niño no logre vencer sus miedos y entonces necesitaremos pedir ayuda a un profesional. Buscaremos la ayuda de un psicólogo o médico cuando:

– Haya pasado mucho tiempo y el niño siga sin vencer su pánico a los globos.

– Si el temor del niño invade su vida de una forma muy agresiva.

– Si afecta altamente su capacidad de relacionarse con los demás y ve imposible la opción de participar en las fiestas de cumpleaños de sus amigos.

 

Desde asociacionarba.org esperamos que todos estas pautas te ayuden como madre o padre a hacer superar el pánico a los globos a tu hij@. Si tu pequeño sufre otro tipo de miedos o fobias, te aconsejamos consultar también este enlace tripofobia.info donde encontrar mucha más información relacionada. Superar los miedos no es tarea fácil, así que siempre aconsejamos que visites a un especialista, pero te animamos a que conozcas y te informes acerca de la patología del afectado o afectada.