¿No estás contenta con tus dientes? La estética dental ha evolucionado de una forma impresionante en los últimos años y nos trae soluciones cada vez menos invasivas y complicadas para poder tener la sonrisa deseada. 

Lo vemos en la televisión, en las revistas, en Internet… todos los famosos parece que han nacido con unos dientes perfectos y blancos, pero no, hay truco detrás de todo esto.

La mayoría de famosos recurren a las denominadas carillas dentales ¿Quieres saber que son? Los dentistas de Clínica Dental Navarro nos hablan sobre las carillas dentales y sus efectos en la actualidad.

Carillas dentales, las lentillas de los dientes

Las carillas dentales son pequeñas prótesis muy finas que se sobreponen sobre los dientes en los que se desea corregir tamaño, forma y tonalidad. Mediante cementación, el dentista adhiere las carillas dentales a cada pieza dental, la cual se debe limar en ocasiones para dejar hueco a la carilla y que no sobresalga.

Son elementos que se hacen a medida, después de que el dentista estudie su caso y tome las correspondientes medidas. También se elegirá el tono de blanco deseado.

Es una técnica que no requiere de cirugías y suele ser bastante rápida, en apenas varios días la sonrisa puede cambiar radicalmente. Es por este detalle por lo que tiene tanto éxito entre los famosos, ya que no requiere de largos tratamientos, la inmediatez es fundamental hoy día. Hay que tener en cuenta que son un proceso irreversible y que hay que cuidarlas y mantenerlas para que cumplan su función estética.

¿Qué casos concretos soluciona el uso de carillas dentales?

Debemos de tenerlo bien claro, las carillas dentales tan solo modifican estéticamente la sonrisa, y no sirven para solucionar otros problemas de salud dental como por ejemplo, un malposicionamiento dental severo o problemas de oclusión no va a solucionar, ya que de esto se encarga la ortodoncia, pero si puede disimular y corregir casos de ligera malposición dental que no tenga mayor influencia en el devenir de nuestra salud dental.

Estos son algunos casos en los cuales es recomendable el uso de carillas dentales:

  • Diastemas o espacios interdentales. Son el caso más usado, dan como resultado una sonrisa completamente armonizada.
  • Tinciones dentales o dientes amarillos. Las carillas devuelven el blanco natural a los dientes.
  • Malposición pequeña. Cuando se tratan de casos aislados o pequeñas malposiciones que no afectan a la oclusión dental y el dentista entiende que no va a ir a peor, las carillas pueden ser la alternativa estética a la ortodoncia.
  • Dientes de leche. En casos concretos donde no se realiza la sustitución de todos los dientes, las carillas dentales pueden corregir la forma y aspecto de los dientes de leche.
  • Dientes conoides. Ofrecen al diente una forma más natural solucionando la forma de cono.
  • Pequeñas fracturas en dientes. Cuando la fractura es pequeña, las carillas dentales pueden disimular estéticamente el problema.

 Tipos de carillas dentales

En la actualidad son 3 los tipos de carillas dentales que se usan habitualmente:

Carillas de composite: Son las más baratas y más rápidas, ya que se suelen hacer sobre diente en la misma clínica. Su resultado estético es peor y puede tender a teñirse con el tiempo.

Carillas de porcelana: Una opción intermedia, son más estables  que las de composite pero suelen necesitar preparar el diente para su posterior adhesión. Su fabricación se hace fuera de la clínica y suelen tardar un poco más en colocarse.

Carillas de disilicato de litio: Es la mejor opción a día de hoy. El disilicato de litio se está convirtiendo en la revelación de la estética dental, siendo un material resistente y duradero. Pero como todo en esta vida, lo bueno hay que pagarlo, y es por ello que es la opción más cara de las tres.