Hacer el amor por primera vez es un momento muy especial. Si tu y tu novia habéis hablado de tener sexo y es solo cuestión de tiempo para que pase, te damos algunos consejos para que sepas cómo hacer el amor a una mujer por primera vez y obtener unos buenos resultados.

Llega un momento en la vida de una pareja en el que es hora de dar un paso más y abrirse del todo a la persona a la que quieres. Se trata de un momento en el que ambos sentís deseo y curiosidad para que vuestros cuerpos se unan y demostréis el amor físico que os podéis llegar a dar.

Cabe decir que para los hombres, la primera relación sexual no es tan importante como para las mujeres, que están siempre pendientes de cada detalle y comentario esperando a que todo salga perfecto.

En el siguiente artículo te vamos a dar algunos consejos para ayudarte a hacerle el amor a tu pareja por primera vez de una forma romántica y efectiva.

Consejos para hacer el amor a una mujer por primera vez

1. Conversa antes y después del sexo: si es la primera vez, tenéis que hacerlo con iniciativa y seguridad. Para esta ocasión tan especial e importante, es necesario que tengáis confianza en vosotros mismos. No olvides que esta primera intimidad sexual depende de muchas cosas: de tú, de tu pareja, del lugar, del motivo al encuentro, del momento, de sus pensamientos, de sus expectativas, etc. Como sois nuevos en el sexo, vuestros conocimientos son muy escasos, pero no importa, no te dejes intimidar por este hecho. Nosotros te aconsejamos que empieces conversando con tu pareja, antes y después de vuestro encuentro sexual. Es más fácil que os sintáis alegres y satisfechos si sois capaces de expresar vuestros deseos y sentimientos.

2. Controla tu ansiedad: a veces es tanta la ansiedad y el deseo de hacerlo por primera vez, que normalmente ante el primer encuentro sexual es cuestión de pocos minutos para que eyaculen. Esto no quiere decir que vas a ser un mal amante el resto de tu vida sino que te dejaste llevar demasiado por tu ansiedad y excitación. Intenta controlar este deseo y hacer lo posible para hacer el amor a tu pareja con calma, saboreando el momento y disfrutando.

3. Deja a un lado las inseguridades: puede que a veces os sintáis inseguros con vuestro cuerpo, lo importante es que superéis ese temor y no lo llevéis a vuestro encuentro sexual. No te centres en si el tamaño de tu pene es o no es el adecuado para darle suficiente placer a tu pareja, con el tiempo y la exploración tendrás la oportunidad de mejorar el arte del sexo.

4. Un pequeño truco: si te sientes demasiado excitado y sientes que no puedes aguantar más, ten en cuenta estos sencillos trucos. El primero es mental, se trata de intentar concentrarte en otra cosa para despejar un poco la mente y con el tiempo verás que el cerebro juega un papel muy pero que muy importante en el sexo. El segundo es físico, si tomas con tu mano el pene y presionas con el dedo la punta conseguirás ejercer presión y retrasar un poco la eyaculación.

5. Preliminares: son muy importantes en cualquier relación sexual de pareja ya que en muchos casos puede ayudar a coger más confianza el uno con el otro y a desinhibiros dejando los complejos a un lado. Podéis empezar con un coqueteo, cosquillas, caricias, miradas, besos y acciones un poco más picantes. La clave es jugar un poco con tu pareja. Puedes acompañarte de una música para crear un ambiente relajado y romántico. ¡Explora su cuerpo, mírala, acaríciale todas las partes y cómetela a besos!

6. Tócala: cuando lleguéis a estar los dos desnudos, sigue con calma. Ponte encima suya y bésale su abdomen, los pechos y sus muslos. Esto le hará enloquecer, así que será el último “preliminar”.

7. Empieza lento: una vez te hayas puesto encima suya, empieza despacio y poco a poco ve aumentando la intensidad. Comenzar lento y despacio va a hacer que puedas aguantar un poco más, y conforme pase el tiempo solo tienes que aumentar un poco la velocidad y la intensidad. Haz que grite, que haya pasión. Al fin y al cabo, a las chicas les encanta la pasión, sentir el contacto con el hombre, notar la penetración fuertemente pero con amor y cariño.

8. Concéntrate en las sensaciones y relájate: si te concentras en tus sensaciones, verás que el sexo es un mundo de maravillosas sensaciones, pero conseguir un encuentro sexual perfecto depende de muchas cosas, por lo que no es fácil. Por eso, es importante que no pongas tanto peso en hacerlo a la perfección. Déjate llevar, disfruta del momento, de las sensaciones, de las emociones, del tacto, los besos y las caricias. La clave está en relajarte y hacer que la tensión desaparezca.

9. No olvides el preservativo: no importa la excitación de ambos en el momento, ni las ganas que tengáis de tener sexo. Ten en cuenta que puedes coger enfermedades de transmisión sexual o tener un embarazo no deseado. El sexo no es solo placer, conlleva también responsabilidad, así que usa el preservativo siempre.

Después de hacerlo por primera vez, dependiendo del grosor del himen de la mujer, puede que experimente una pequeña molestia junto con un pequeño sangrado, es normal. Igual como también es normal que no sangres, ya que todo dependerá del cuerpo de la mujer. No pasa absolutamente nada, ayúdala si lo necesita y abrázala.

Posturas para hacer el amor a una mujer por primera vez

El error que acostumbran a cometer los hombres es pensar que todas las mujeres les gusta el mismo sexo y las mismas posturas, pero no es así. Así que del mismo modo que no todos los hombres tienen la misma forma de ser ni les gustan las mismas cosas, a las mujeres tampoco. Cada mujer es un mundo y tiene sus propias preferencias.

A continuación vamos a compartir contigo una serie de posturas para que las pruebes con tu chica la primera vez y sepas cuál de ellas le produce más placer sexual. Puede que solamente puedas practicar un par de ellas, por los nervios, por los miedos, por el momento… así que puedes escoger unas cuantas. Tampoco se trata de ir cambiando la chica de postura cada 3 segundos.

1. La postura del 69: esta postura es muy reconocida y es perfecta para las mujeres que todavía no se sienten preparadas para mantener una relación sexual completa, con penetración. Con esta posición tan erótica disfrutaréis los dos al máximo y a la vez.

2. La postura de el misionero: es la posición sexual por excelencia y una de las posturas del famoso kamasutra preferidas por las mujeres, en la que la mujer se tumba boca arriba y el hombre se coloca encima suya cara a cara. Es una postura que permite miraros a los ojos, coger confianza, compartir besos, etc.

3. La postura de la amazona: en esta postura la mujer demuestra que manda, se sienta frente al hombre moviendo las caderas y notando una profunda penetración de lo más satisfactoria ya que gracias al pubis masculino estimula el punto G.

4. La postura de la cucharita: en esta posición, vuestros cuerpos se encuentran pegados uno con el otro y podréis aprovechar para acariciaros y besaros.

Por último deciros que si se trata de la primera vez que hacéis el amor a vuestra pareja, es mejor que no practiquéis la llamada postura del perrito, que carece totalmente de romanticismo. Haz que tu chica se sienta bien, trátala como se merece, con cariño, delicadeza y respeto y hagan de este encuentro, un momento para recordar en sus vidas.

El cuerpo de una mujer es como un instrumento, que si eres paciente en tocar, podrás sacar melodías hermosas de ella, y quien dice melodías, dice gritos de placer. Gritos que te encanta oír, anhelos reales de placer… Asegúrate de que le gusta lo que le estás haciendo, mira su reacción, sus estímulos, su mirada.

Esperamos que con estos consejos podáis demostrar a vuestra pareja lo mucho que la queréis y le hagáis el amor como se merece por primera vez.

Etiquetado en: