¿Sabes que las quemaduras del sol son muy perjudiciales y pueden causarte mucho dolor? Si has sufrido una sobreexposición solar y quieres aliviar el dolor, en el siguiente artículo te damos 10 remedios caseros para ayudarte a curar las lesiones solares rápidamente.

En primer lugar, debes tener en cuenta que exponerse el sol en los meses de verano durante las horas de 10 de la mañana a 6 de la tarde, puede agravar la salud de tu piel. Por eso, uno de nuestros mejores consejos es que uses protectores solares como estos, para evitar las quemaduras derivadas del sol y poder disfrutar de la playa.

Si te olvidas de usar protector o te has pasado de horas al sol sin repetir la dosis de crema solar, a continuación te contamos diferentes remedios para que pruebes cuál de ellos te alivia más el dolor.

proteccion quemadura solar

10 remedios caseros para curar quemaduras del sol:

1. Baño de avena: trata de añadir avena al agua (no la pongas fría). Añade una taza completa de harina de avena y mézclala con el agua antes de entrar en la bañera. No te seques el cuerpo con una toalla, sino que debes dejar que el cuerpo se seque solo, con el aire y no debes limpiarte los restos de avena. Este remedio es muy efectivo para calmar el dolor de las quemaduras, pero sobretodo recuerda no usar sales de baño, ni aceites ni baños de burbujas y mantén el agua no muy fría.

2. Compresa fría: sumerge una toalla pequeña en agua fría y aplícala directamente en la zona quemada durante unos minutos y remoja la toalla de nuevo al cabo de unos segundos. No apliques hielo sobre la piel afectada por el sol. Si optas por ese remedio, debes aplicarlo varias veces al día. También hay la opción de añadirle bicarbonato o harina de avena para calmar el dolor.

3. Hidratación de la piel: como hemos dicho anteriormente, una insolación no solamente va a dañar tu piel, sino que además las células y los vasos sanguíneos van a quedar afectados. Hacerte baños es una buena opción, pero debes vigilar que no llegue a afectar la humedad de la piel lesionada resecándola aún más. Para evitar este tipo de problemas, debes de usar una crema hidratante después de tomarte los baños.

4. Maicena: las quemaduras solares acostumbran a afectar a zonas como la línea del bikini, debajo de las nalgas, alrededor de las axilas… Si nos quemamos estas zonas, tenemos el problema del roce con la ropa interior, lo que causa una mayor irritación. Para aliviar estas rozaduras puedes cubrir el área afectada con maicena. Solamente debes tener en cuenta que no debes aplicar aceites, porque eso solo agravaría las quemaduras. Si tienes ampollas derivadas de la quemadura, no apliques ningún ingrediente.

5. Hidratación: después de una sobreexposición solar, no solo ha sufrido la piel, sino que todo el cuerpo se deshidrata. Debes asegurarte de beber mucho agua para reponer líquidos a medida que las lesiones se vayan curando. Si te mantienes hidratado, te vas a recuperar más rápidamente. ¿Y como sé si estoy hidratado? Mirando si el color de la orina es casi transparente.

6. Aloe Vera: saca el jugo que sale de las hojas del Aloe Vera, ya que va a hacer que los vasos sanguíneos se contraigan. Este tipo de planta es muy fácil adquirirla y solamente tienes que hacer un corte y aplicar la savia directamente encima de la quemadura. Aplícatela durante varios días entre 5 y 6 veces al día.

7. Mascarilla de patatas: la patata es un ingrediente calmante para el dolor. Lava dos patatas, córtalas en pedazos pequeños y ponlas dentro de una licuadora. Pásalas por la licuadora hasta que quede una mezcla líquida y añádele agua si ves que está muy seca. Luego aplícala en la zona afectada y espera que se haya secado. Una vez finalizado, debes tomar una ducha de agua fría. Existen varios remedios con patatas, uno de ellos es colocar el puré de patatas en una gasa, ponerlo encima de la zona quemada y cambiar la venda cada hora, hasta que sientas alivio.

8. Baño de bicarbonato de sodio: prueba de añadir unas cucharadas de bicarbonato de sodio al agua. Toma el baño durante 15 minutos, ya que si estás más de este tiempo dentro del agua puede que tu piel se reseque mucho. Cuando salgas de la bañera, no te seques con una toalla, deja que el aire te seque y no te limpies los restos de bicarbonato de sodio. Este remedio puede calmar mucho las quemaduras del sol.

9. Anestésico tópico: usar anestésicos tópicos pueden ayudarte a aliviar el dolor y la picazón. Debes buscar productos que contengan lidocaína, ya que así va a ser menos probable que te causen una reacción alérgica. Ya que muchas personas han padecido reacciones como estas, es recomendable probar en una zona pequeña de la piel para ver si tu piel acepta el anestésico.

10. Calmantes: si el nivel de la quemadura es elevado, debes optar por analgésicos para aliviar el dolor y reducir la hinchazón. Toma un calmante con alimentos para evitar molestias estomacales y asegúrate de consultar todas las precauciones a tener en cuenta.

No importa cuál de estos 10 remedios escojas, ya que todos van a aliviarte de un modo u otro, pero para la próxima vez, debes tomar precauciones: usar protectores solares, prendas de ropa ligeras, gorras, gafas de sol, etc. Se dice que “la piel tiene memoria” y sobrecargar la piel de una sobreexposición solar abundante, podría desencadenar en enfermedades tópicas graves, o incluso en un cáncer de piel.

Si te ha gustado nuestro artículo de hoy no dudes en visitar nuestra sección de salud, donde encontrarás más artículos interesantes repletos de consejos de salud.