La tensión arterial alta es una enfermedad muy común, que sufren muchos adultos, producida cuando la sangre fluye por los vasos sanguíneos o arteria a una presión más alta de lo normal. Se trata de una situación médica que es conveniente vigilar y controlar para evitar que derive en hipertensión arterial.

Esta tensión arterial puede reducirse cambiando, en la mayoría de los casos nuestros hábitos de vida y alimentación. El estilo de vida es un pilar muy importante para tener una buena salud y evitar problemas comunes como la presión arterial. En la actualidad la tensión arterial afecta a millones de personas en todo el mundo y por esta razón es conveniente saber como controlarla. En este artículo, queremos darte las mejores recomendaciones para que puedas llevar a cabo estos cambios de hábito con los que controlar tu tensión arterial. 

¿Qué es la hipertensión arterial?

La hipertensión arterial es una patología crónica, que se produce en los vasos sanguíneos generando una tensión alta que produce daño en los propios vasos. La tensión arterial es la fuerza que produce la sangre contra las paredes de los vasos, al ritmo que marque el bombeo del corazón. Con la edad, los vasos sanguíneos ganan rigidez provocando una presión arterial más fuerte y en consecuencia, hipertensión. Es por ello, que en la mayoría de los casos, la hipertensión se produce en personas mayores. La enfermedad de hipertensión se puede convertir en un problema. Según la OMS, la hipertensión aumenta la probabilidad de sufrir un ataque cardiaco, enfermedad renal, accidentes cerebrovasculares o insuficiencia cardiaca.

control_tension

La hipertensión puede producirse por varios motivos, que son importantes y necesario tener en cuenta para poder controlarla:

  • La edad.
  • Estrés y ansiedad.
  • Por genética y antecedentes familiares.
  • Tener sobrepeso y obesidad.
  • Fumar o masticar tabaco.
  • Consumir alcohol.

Consejos para controlar la tensión arterial sin medicamentos

Si eres paciente con tensión arterial alta o hipertensión, ya sabrás que uno de los aspectos más fundamentales para controlarla es la eliminación total del sodio en tu dieta y en tus hábitos alimenticios. El sodio es un mineral que se encuentra en la mayoría de los alimentos, en mayor o menor medida, y en el agua. Por ello, es recomendable tener en casa un mediante equipo de osmosis inversa doméstica, como los que puedes comprar en Tienda-Iglesias. Además, tener una vida relajada y sin estrés también es muy útil para controlar la hipertensión arterial.

Alimentos que ayudan a controlar la tensión arterial

Como decíamos, la alimentación juega un papel fundamental en el control de la presión arterial. Sobre todo, aquellos alimentos que tomemos en nuestra dieta diaria. Es importante eliminar de esta aquellos alimentos, que como decimos, son ricos en sal, como, por ejemplo: quesos, bacalao ahumado, sopas de sobre, alimentos precocinados, embutidos, cereales, carnes ahumadas, algunas verduras y hortalizas, bebidas gaseosas… La Fundación para las Diabetes ha publicado un estudio con todos los alimentos, que deben evitarse para controlar la tensión arterial alta. De esta forma, es necesario:

  • No añadir sal a los alimentos elaborados en casa.
  • Leer las etiquetas antes de comprar el alimento.
  • Consumir pocas cantidades de alimentos procesados.

Ventajas de la Osmosis inversa doméstica para eliminar el sodio del agua

La ósmosis inversa es un sistema de filtración de agua mediante la presión. El agua es conducida con fuerza hacia una membrana semipermeable, que permite eliminar las impurezas de esta como el sodio, cloro, virus, bacterias o el plomo. Al tratarse de un agua totalmente pura, en la que se han eliminado las sales que contiene, se convierte en un agua baja en sal y recomendable para una persona que sufra hipertensión. Además, el agua purificada también es recomendada en diabetes, osteoporosis o gastritis.

osmosis

Reducir el estrés para controlar la tensión arterial alta

En ocasiones, buscamos soluciones a problemas sin pensar que todo se puede deber al estrés y a los nervios. Para saber si tenemos estrés o no, es necesario ir al médico para que realice las investigaciones necesarias y conocer a qué se debe este problema. Para reducir, el estrés en muchas ocasiones no es necesario tomar medicamentos. Es posible solucionarlo, cambiando expectativas personales, aprender a solucionar y gestionar los problemas, la relajación o actividades que ayuden alcanzar pensamientos positivos.

Como podéis ver, es posible bajar la tensión arterial sin medicamentos. Solo se necesita hacer unos pequeños cambios en los hábitos de vida, que son muy sencillos y nos garantizarán una larga y sana vida.