De forma generalizada, vivimos cada vez más deprisa, con más estrés y menos tiempo para parar y desconectar. El trabajo, la familia, el gimnasio y otras responsabilidades de las que tenemos que ocuparnos en el día a día, nos dejan sin espacio para relajarnos y descansar verdaderamente. Sin tiempo para dedicarnos a nosotros mismos, en los que verdaderamente estemos desconectando.

¿Cuántas veces te has sorprendido ya en la cama, con las luces apagadas y haciendo un repaso mental de todas las cosas, que debes hacer al día siguiente? Incluso en nuestras horas de descanso, seguimos sin haber parado totalmente. Y eso, al final, lo acabamos notando. Por ello, párate y desconecta.

Una de las nuevas formas de relajación, que se ha puesto muy de moda es la cocinaterapia. Desde hace años, ha comenzado a explotarse en todos los sentidos una «burbuja gastronómica» alcanzadon tantos ámbitos, que parece no tener fin, y uno de ellos es el ámbito anti-estrés y la relajación. En realidad, cocinar es mucho más que una actividad con la que se consiguen platos deliciosos, si no, una afición en la que podemos refugiarnos de vez en cuando, un par de veces por semana, para llevar mejor el día a día.

Beneficios de la cocinaterapia

Para muchos desde hace tiempo, cocinar se ha convertido en una via de escape, en algo terapéutico, que les relaja, en un paréntesis entre el frenesí de las obligaciones y el trabajo. Pero es que, además, expertos aseguran que cocinar tiene grandes beneficios:

  • Al cocinar, ejercitamos la mente planificando los ingredientes, los tiempos de cocción y las cantidades.
  • Para cocinar necesitamos concentración y para ello, necesitamos despejar la mente de otras preocupaciones.
  • Al mismo tiempo estamos conectando con nosotros mismos y nuestros pensamientos, mientras disfrutamos de deliciosos olores, sabores y texturas. Aplicando, en cierto modo, el Mindfulness.
  • Además, si cocinamos para alguien estamos llevando a cabo un gesto de generosidad de lo más enriquecedor

Por otra parte, si cocinas en grupo mejorarás tus habilidades sociales y mejoraras tu equilibrio y coordinación. Por no hablar de la cantidad de recetas que podrás aprender y, que se convertirá en una estupenda oportunidad para comer sano y variado.

En consecuencia son muchas las personas que se han animado a realizar cursos de cocina de todo tipo, con el fin de relajarse, pero también de conocer a otras personas. Porque eso es otra, cocinar es una estupenda oportunidad para conocer personas. De hecho muchas parejas han surgido entre fogones, ya que en este «boom gastro» las jornadas culinarias y talleres de cocina, son un magnifico espacio en el encontrar tu media naranja.

Si te anima a ello, puedes echar un vistazo a las propuestas de cursos y talleres de cocina de Contacto Cocina.