¿Es saludable que los niños coman chuches? Sí, pero siempre con preferencia a aquellos que sean de dulce natural, es decir que sean endulzados de la forma más sana posible.

Las chuches y el azúcar van cogidos de la mano y no existen chuches saludables por mucho que la industria del dulce se empeñe en querer vender sus productos como una fuente de minerales i antioxidantes. Hablar de chuches, es hablar de azúcar, jarabe de glucosa, dextrosa y un sinfín de ingredientes como los colorantes, la gelatina, los aditivos, los potenciadores de sabor, etc. En resumen, son superfluas en valor nutricional, es decir que aportan calorías vacías, por lo que si el consumo es excesivo, agota las reservas de nutrientes reguladores que se encuentran en el cuerpo.

Un consumo frecuente de chuches da lugar a caries, aumento de peso, malas digestiones, hinchazón abdominal y riegos de sufrir infecciones por bacterias. Pero como todo en la vida, en exceso es malo. Así que si nuestros hijos comen chuches dos veces al mes, no pasa absolutamente nada, ya que como sabemos, el dulce vuelve loco a cualquier niño y de vez en cuando hay que dejarles disfrutar de ello.

Las chuches no son del todo buenas, pero hacen felices a los niños. También hay que saber qué tipos de chuches son más buenas y saber cómo están elaboradas para ser lo menos perjudiciales posible. Por este mismo motivo, nosotros desde asociacionarba.org te aconsejamos comprar chuches online en este enlace que te invitamos a visitar, ya que se trata de una tienda que pasa todos los controles de alimentación legales. Debes buscar tiendas como esta, que sepas de cerca que pasan todos los controles alimentarios.

Además de la pequeña información sobre chuches que os hemos dado, os hemos presentado unas ideas de “chuches” saludables para convertirlas en ricos postres o meriendas.

Ideas de chuches saludables

1. Fruta en almíbar: además de piña y melocotón en almíbar, puedes probar de conservar cualquier fruta que te guste en almibar. Vamos a considerar la fruta en almíbar como una chuchería desde el punto nutricional, ya que es un alimento muy azucarado, pero no debemos sustituirla por la fruta fresca.

fruta en almibar

2. Barquitas de naranja: puedes cortar las naranjas por la mitad, exprimiralas y reservar las cascaras como molde. Rellenas las cáscaras con el zumo exprimido y lo dejas enfriar en la nevera. A continuación puedes acompañarlo con un poquito de azúcar o rellenar la cáscara de frutas con azúcar.

fruta en naranja

3. Almendras garrapiñadas: son una receta muy común y las puedes embadurnar en caramelo, a los niños les encanta. Así convertimos los frutos secos en una chuche, pero un poco más natural y saludable que las golosinas en general.

almendras garrapiñadas

4. Fruta cubierta de chocolate: un postre muy dulce que puede convertirse en una auténtica sorpresa para los niños. Además, puedes crear bonitos pinchos con la fruta bien cortadita recubierta de chocolate.

fruta con chocolate