manipulando-alimentos-en-la-cocina

¿Cómo manipular los alimentos en nuestra cocina de forma correcta?

¿Te has planteado que manipular incorrectamente los alimentos en la cocina puede ser perjudicial para tu salud? Ya sea en casa o evidentemente en la hostelería se deben mantener los buenos hábitos para mantener las propiedades de los alimentos y no contaminar los mismos con los riesgos que esto supone.

A continuación te listamos algunos de los mejores consejos para manipular correctamente los alimentos en casa.

Normas básicas para manipular los alimentos

Para evitar la contaminación de los alimentos con gérmenes es necesario siempre lavarse las manos antes de empezar a cocinar. Del mismo modo debes mantener tus uñas limpias y evitar estornudar sobre los alimentos.

Del mismo modo es necesario mantener las condiciones higiénicas y la limpieza de la zona donde se cocina. Los paños se deben lavar regularmente, así como los utensilios de cocina tras cada uno de sus usos. Trata de lavar siempre con agua potable todo aquello que entre en contacto con los alimentos.

La organización en la cocina también es un punto importante, pues los alimentos crudos pueden ser fuente de microorganismos. A medida que cocines los alimentos no dejes que estos entren en contacto con el resto de alimentos crudos, usa distintos platos o recipientes o papel de cocina para mantener siempre un orden.

De ningún modo se puede fumar mientras se manipulan los alimentos para evitar que las toxinas del tabaco puedan llegar a los mismos.

La cocción de los alimentos es garantía para eliminar gran parte de los microorganismos que estos pueden contener. Cocer los alimentos hasta que estos lleguen a una temperatura interior de un mínimo de 70 grados suprimirá la mayor parte de los posibles microorganismos.

Para el consumo de pescado crudo, como es el caso del famoso sushi, es necesario que sea congelado antes durante algunos días para aniquilar los microorganismos que este pueda contener.

Conserva correctamente los alimentos a la temperatura indicada, nunca debes romper la cadena de frío si estos la requieren. A la vez, si necesitas conservar alimentos o cocciones antes de ser consumidas siempre debes hacerlo en su temperatura óptima, lo habitual es mantenerlos en frío con un máximo de 7 grados.

El sitio donde almacenes los alimentos también es importante, mucho cuidado con los espacios exteriores que puedan sufrir fuertes variaciones de temperatura durante el día y la noche. Del mismo modo se deben conservar siempre los alimentos fuera del alcance de los animales domésticos y en sitios donde los insectos y otros organismos vivos puedan acceder.

 

Manipular los alimentos en el trabajo

Para manipular los alimentos en el trabajo, ya sea en un restaurante, en las cocinas de un hotel o en cualquier otro centro relacionado con el mundo de la hostelería los requisitos referentes a la higiene son mucho más exigentes que en casa como es evidente.

Es importante saber que la normativa se debe cumplir a rajatabla para los profesionales pues de lo contrario puede acarrear graves consecuencias y sanciones. Del mismo modo es necesario obtener la certificación de manipulador de alimentos para poder trabajar en los fogones de cualquier establecimiento.

 

Esperamos que este artículo os sirva de ayuda para tener precaución en la cocina y manipular los alimentos correctamente. En ocasiones no prestamos atención acerca de estas cuestiones de salud e higiene pero son realmente muy importantes a tener en cuenta.